Crónica en primera persona de nuestros corredores en la París Roubaix Challenge!

Nuestros corredores Toni Masana, Jordi Altimiras y Joan Carles Aragonès participaron el sábado 12 en la París Roubaix Challenge, que permite recorrer la ruta de la clásica 24 horas antes. Nos comparten la crónica de su experiencia. ¡Gracias, chicos!

5:30 de la mañana y el despertador suena, no cuesta demasiado levantarse ya que la emoción y los nervios hace horas que corren por las venas. El día comienza con una temperatura de 6 grados, mucha niebla y humedad, lo que ya nos crea la primera duda: ¿qué ropa ponemos ?

06:45 y nos trasladamos a Busigny, lugar de salida de los 175km que nos esperan con los famosos 28 tramos de paves. La sorpresa la tenemos cuando llegamos a la salida y nos plantamos en segunda fila…

07:30 ¡Salimos! Enseguida nos ponemos delante, como el que no quiere la cosa, y los tres nos ponemos a ritmo »tropical», mucho frío, niebla y una humedad que nos empapa completamente… Rodamos los primeros 20km a una media de 32km/h, todo el mundo espera el primer tramo de pave

Llega el primer tramo de pave en Troisvilles à Inchy, un primer 3 estrellas que solo entrar ¡nos pone a todos los pelos de punta! Pasan los primero 50 km y los primeros tramos de pave, continuamos al frente con un grupo de holandeses, cuando entramos en paves los perdemos, van fortísimos, pero al salir del pabellón casi siempre los atrapamos….
En el km 50 ¡primer susto! Joan Carles pincha el tubular delantero… las manos entumecidas casi no nos permiten ni hacer fuerza , pero después de 20 minutos conseguimos poner el nuevo, sin cola, pero inflado! La gente que nos ha pasado!

Continuamos 20km, pasamos el épico Foret d’Arenberg, cada vez pasamos más rápido los paves y llega otro 4 star, los Hornaing à Wandignies, el más largo, 3,7 km, allí ponemos un ritmo terrible, rodando por encima de los 33km/h, todo tiembla, todo hace ruido, todo duele ¡pero el cuerpo te pide más y más! Es el tramo que nos hace ya ver la marcha de otra manera. Ya la vemos más cerca … ¡¡y por tanto gas!!

Vamos devorando kms, parando lo justo y siempre con un ritmo de 30kmh de media, las piernas aguantan pero los brazos y sobre todo las manos ¡empiezan a desfallecer! Ya queda menos y nos preparamos para el último 5 estrellas, el Carrefour de l’Arbre, lo tomamos cansados ​​pero con ganas de hacerlo bien, ¡vamos a por todas! Los últimos 2 tramos, más cortos pero no menos duros los pasamos con la nostalgia de que se nos acaba.

A un km de meta nos agrupamos, hacemos lo que es un tramo de 300mts de pave y entramos en el velódromo, lleno de gente, todos gritando y animando, nos agrupamos ¡y entramos juntos a meta! ¡¡Piel de gallina!!

Una de las mejores experiencias ciclistas que hemos hecho nunca, ¡una experiencia inolvidable para los tres!

¡Mirad el álbum de fotos de nuestros corredores en acción!

THE CYCLERY CLUB

Specialized Concept Store